Teletipo

Nota de presna CD Juanín y Diego

En la mañana del jueves se ha celebrado en el Juzgado de Instrucción n.º 9 de la capital cordobesa el juicio entre el CD Juanín y Diego y el Córdoba CF por el traspaso de Fede Vico.

La causa, vista para sentencia, ha contado con la presencia de Diego Moreno, presidente del club colegial, así como con la de Andrés Delgado y José Antonio Romero, testigos aportados por la entidad presidida por Carlos González, amén de Antonio Romero Campanero, abogado de los blanquiverdes.

Llama poderosamente la atención que tres días antes del juicio, el Córdoba CF hiciera un ofrecimiento al CD Juanín y Diego para no celebrarse la causa, si bien el mismo fue rechazado tajantemente. Desde nuestra entidad, y al día siguiente, se le hace llegar otra propuesta al club ribereño, la cual recibe un no por respuesta. Ya en la mañana del jueves, y tan solo quince minutos antes del inicio de la instrucción, el Córdoba CF, en el mismo Juzgado y ante la presencia de nuestro letrado, Carlos de los Ríos, nos aconseja “replantear su propuesta de la tarde del lunes”, la cual volvemos a rechazar. Pero ahí no acaba todo, pues dos minutos antes del arrancar el juicio, y bajo el sorpresa de nuestros representantes, la SAD acepta las condiciones que les hicimos llegar en la reunión en la jornada del martes. Ante tal tesitura, y viendo que ni mucho menos la forma y estilo son los idóneos, optamos por la celebración de la vista.

Hay que recordar que tras la venta de Fede Vico al Anderlecht en junio de 2013 se redactó un nuevo contrato por parte del Córdoba CF en el que se ofrecía al CD Juanín y Diego 12.000 euros en metálico, así como 50 abonos en cada uno de las campañas 13/14, 14/15 y 15/16. Todo ello, muy por debajo de los 150.000 euros que en realidad se debía recibir. Solo el primer año se cumplió. Resulta cuanto menos curioso que uno de los alegatos que ha esgrimido la entidad presidida por Carlos González para incumplir lo firmado en 2013 sea la “ilegalidad del mismo”, hecho que choca pues fueron ellos mismos quienes le dieron forma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.

*