Teletipo

Latido Blanquiverde: Subidos al tren

 

 

La estación de trenes de Córdoba queda un poco alejada de un estadio de fútbol donde se empiezan a ver algunos destellos del trabajo bien hecho. El pasado domingo, la red ferroviaria que pasa por el norte de Andalucía se desvió hacia las cercanías del Guadalquivir para que el equipo cordobesista subiera a los vagones de un primer tren, hacia los puestos importantes de la Segunda. Y es que había que subirse como fuese, porque los demás equipos ya lo habían hecho y debido a los horarios, el único que quedaba era nuestro equipo.

Alineación del Córdoba CF

Latido Blanquiverde: Subidos al tren

Había cierto temor a no parar la racha negativa de dos partidos con los que acabamos el año anterior y con el que habíamos comenzado el año de nuestra vuelta. Pero ahí estaba el equipo de Oltra, más contundente que nunca, hizo una brillante primera mitad y despejaba cualquier duda que pusiese en compromiso la ilusión de un público, que aguardaba expectante en una grada repleta y relajó con sus goles a todo el cordobesismo, que ya había sacado su billete, para seguir viajando en uno de esos trenes que pasan a lo largo de la temporada.

Terminamos la primera vuelta por tierras almerienses; donde nos espera una de las sorpresas negativas del año, donde se suceden los entrenadores y en el que sólo recogen malos resultados; donde observan la tabla con cierto asombro al verse tan suspendidos. Difícil acudir a estos campos en los que el ambiente está enrarecido, pero en los que vamos a luchar con uno de los equipos llamados a estar combatiendo por los puestos en los que ahora nos encontramos.

Muchos equipos en la pelea, muchos partidos por disputar, seguimos en lugares privilegiados y muchas ganas de seguir trabajando; tanto en el campo como en la grada.

Tenemos muchas armas, tenemos el mejor estadio donde acudir para ver un partido de la liga Adelante, y preveo que nos quedan muchas ilusiones por vivir. Salimos del estadio queriendo volver a entrar y ellos en la hierba pelean porque ese escudo sienta el vértigo de asomarse a las alturas.

Ellos quieren volver, nosotros lo cantamos cada vez que podemos.

C. Aranda Segador

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.

*