Teletipo

Grandes dictadores de la historia del fútbol

Esta semana hablaremos de los grandes dictadores que se han beneficiado del deporte rey a lo largo de su historia.

Todos los apasionados de este deporte sabemos hasta que punto puede afectarnos un resultado positivo o negativo de nuestro equipo, una victoria o una derrota. Cómo puede un gol cambiar nuestro estado de ánimo en pocos segundos, hacer que un día malo se convierta en bueno y viceversa. Todo esto, no pasaba por alto para los grandes dictadores de la historia. El fútbol mueve a las masas.

En 1934, el dictador italiano Benito Mussolini, consiguió traer el mundial a su país. Usó toda clase de artimañas y amenazas para que la selección italiana se alzara con el triunfo, llegando incluso a conseguir que la FIFA expulsara al árbitro de la final. Cabe señalar que el equipo del país transalpino estaba compuesto en su base por jugadores argentinos.

Alineación titular de la selección italiana en el mundial del 1934

Alineación titular de la selección italiana en el mundial del 1934

El Fürer, Adolf Hitler, fue aconsejado para usar el fútbol como forma de empatizar con el pueblo, en primera instancia no quiso, en realidad, no lo necesitaba, las masas estaban completamente dominadas, aunque terminó aceptando la idea de sus consejeros. Un jugador austríaco de origen judío, Matthias Sindelar, era considerado uno de los mejores jugadores de la época, famoso por su habilidad y vistoso juego, se le apodaba  “el Mozart del fútbol”. Sindelar, comandaba la selección austríaca, una selección tan brillante que eran llamados el “Wünderteam” (“Equipo maravilla”). Quizá, si Mussolini no hubiera amañando el mundial, ellos habrían tenido serias posibilidades de alzarse con la copa del mundo. Hitler, intentó convencer a Sindelar para que jugara en la selección alemana. Era una manera de decir al mundo, “en nuestra selección hay un judío”. El jugador austríaco se negó rotundamente, por lo que fue obligado a exiliarse, Matthias hizo caso omiso. En 1939, apareció muerto en su casa junto a su novia, fueron envenenados con monóxido de carbono.

Matthias Sindelar, “el Mozart de fútbol”

Matthias Sindelar, “el Mozart de fútbol”

Augusto Pinochet, como los anteriores dictadores, accedió al mundo del fútbol. Necesitaba el apoyo de la clase más humilde, por lo que se identificó con el equipo del pueblo, el Colo Colo, del que fue presidente  honorario. Pinochet, utilizó el Estadio Nacional para torturar y asesinar  opositores políticos. Se dice que desde la grada se llegaban a escuchar los gritos de las numerosas personas que se encontraban presas bajo las tribunas, estas eran víctimas de las peores torturas que se puedan imaginar. La FIFA, que era consciente de todo esto, hacía la vista gorda. Pues ya es sabido, que el dinero todo lo compra.

Estadio Nacional de Chile

Estadio Nacional de Chile

Antonio Perez
@AntonioPer95

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.

*