Teletipo

El león cordobés: un golpe de justicia

Nadie sabe por qué leyes está regida la justicia en este mundo, ni en los distintos continentes.

En cada país, en cada ciudad, ocurren a diario miles de injusticias que escapan a la lógica de la racionabilidad, de no ser así ahora no estaríamos lamentando el fallecimiento de más de 150 personas inocentes a manos de un macabro suicida y no tendríamos un vídeo en el que un par de descerebrados encierran a un piloto de avión rociado con gasolina en una jaula para prenderle fuego por el simple hecho de tener una idea religiosa.

El león Cordobés: Otro Golpe más

El león Cordobés: Un golpe de justicia

En el mundo del fútbol de élite español, aunque no exista comparación alguna con los casos anteriormente citados, si algún equipo se lleva la palma en cuanto a verdugo de la suerte es sin duda el Córdoba CF, y yo sé que cada uno tiene lo suyo, que cada uno es el mártir de su iglesia, y que cada uno barre para su casa, pero a la estadística me remito: en los últimos nueve encuentros disputados, los califas sólo anotan en su casillero la derrota. No es todo culpa de los jugadores, en las últimas ruedas de prensa está siendo muy habitual oír a los futbolistas del club cordobés entonar el mea culpa, aunque creo que no es del todo cierto, ya que un huracán de aire contaminado con mala suerte blanquiverde arrasa a los de El Arcángel, y es que no todo es mal juego y falta de actitud por parte del combinado que viste de blanco y verde; es un tópico, pero cuando haces buenos partidos ‘y la pelotita no quiere entrar’, no entra por más que lo intentes, y si encima le sumas que los árbitros están machacando con actuaciones impresentables a los de Romero, un gol en fuera de juego en contra y tres expulsiones en los últimos dos encuentros me avalan, hacen que el cordobesismo se sienta engañado, por los que controlan el fútbol y por la mala suerte. Si en lugar de centrarte en esta espiral de malos resultados, haces un vistazo más atrás aún, encuentras remontadas en contra por 0-2 e incluso encuentros perdidos en casa teniendo el rival un jugador menos desde la primera mitad, y errando incluso un penal la estrella de nuestro equipo.

Por eso mismo el Córdoba CF necesita un golpe de justicia, y si para eso hay que ganarle al campeón de Liga, se le gana. Esta hinchada se merece por fin una alegría, un halo de esperanza, un clavo ardiendo al que aferrarse, porque los cordobesistas son así, les basta con muy poco para hacer un castillo de un grano de arena y volver a creer, creer e ilusionarse como niños en que se puede. Esta afición, la catalogada como mejor de la pasada campaña en la Liga Adelante, no merece acabar un idilio amoroso con la Primera División que ha tardado 42 años en sucederse con tan solo tres victorias en su haber (las que lleva a estas alturas de campeonato), eso sería demasiado ruin para el ego de unos aficionados que poco recuerdan lo que es celebrar algo más allá de aquel bendito 22 de junio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.

*