Teletipo

El león Cordobés: las notas navideñas del Córdoba CF

Como si de un trabajo grupal se tratara, el Córdoba CF es un grupo de estudiantes, y la nota final y global del curso navideño depende de los exámenes individuales que hayan realizado a lo largo de todo el trimestre.

El primer examen llegó en el Santiago Bernabéu, la situación era la siguiente: unos chavales que pasaban de hacer selectividad en España a estudiar la carrera de bioquímica en Oxford, pero pese a poder venirse abajo, los jóvenes estudiantes realizaron una notable prueba inicial, aunque acabase suspensa por un cuatro raspado como era de esperar. Estos estudiantes llamaron a la atención de miles y miles de periodistas que los elogiaron y alabaron por demostrar ser la revelación de la universidad viniendo desde donde venían.

El león Cordobés: Otro Golpe más

El león Cordobés: Otro Golpe más

Centros universitarios como el Coliseum Alfonso Pérez y el Martínez Valero recrearon esa escena de cuando el estudiante cree que está haciendo un buen examen durante todo el tiempo hasta que encara la última pregunta y al leerla se da cuenta de que es la más valiosa y sobre la cual dijo: “esta no cae seguro”.  El Vicente Calderón fue un caso similar aunque bastante mejor preparado el examen, pero mucho más rebuscadas las preguntas de la prueba, tanto que al final se sufrió el pinchazo.

Los exámenes semipresenciales son esos que se realizan en casa, en el Nuevo Arcángel, y ahí hay de todo. Por lo general los cordobesistas, esos profesores que evalúan estrictamente pero que también ofrecen todo su incansable respaldo, apoyo y calor, no están muy satisfechos con el rendimiento académico del equipo, se cree que podía haber estudiado bastante más. El examen de Sevilla FC y Málaga CF prácticamente se dejaba para otro año, sin embargo pruebas como RC Celta de Vigo y Real Sociedad fueron solventadas con un cinco que a algunos les sabe a gloria, sobretodo viendo el rendimiento de ambos, primordialmente el primero. En educación física la cosa no parece ir muy bien, y es que nadie entiende el suspenso ante un Deportivo que dejó usar libro y apuntes en el examen teórico. UD Levante era una oportunidad de oro para que los papis no les regañasen al llegar a casa, pero el examen fue anulado ya que una botella de agua que había en la sala se cayó sobre los exámenes y heló a estudiantes y profesores, llevando un cinco raspado sin evaluar.

Sin duda la asignatura que demostró ser el fuerte de estos muchachos fue religión, los jugadores del Córdoba CF se salieron en un dificilísimo control realizado en la catedral del fútbol español, y aprobaron con gran nota.

Lo sucedido en el Camp Nou, donde se dio por concluido el primer trimestre, fue lo que viene a ser el típico examen al que te presentas casi sin saber nada, con unas décimas de fiebre, y después de una noche de diarrea. No hace falta ser profeta para conocer el resultado.

Para subir nota, los cordobesistas se enfrentaron al Granada CF en Copa del Rey pero la mente se le ‘nubló’ a los instruidos por Miroslav Djukic, que no consiguieron pasar de primera ronda.

Individualmente parece que el alumno aventajado, el empollón de la clase, es Nabil Ghilas, que no cesa de labrar su futuro a base de esfuerzo; Fede Cartabia es el guapo de la clase, aprueba y encima se lleva a las chicas de calle, y ya de paso, la envidia de algunos; Fidel Chaves y Borja García son bastante irregulares pero se niegan a dejar que la situación pueda con ellos; Patrick Ekeng es el alumno loco que siempre está haciendo gamberradas, suspende por lo general, pero que aprueba la asignatura más difícil para sorpresa de todos; Fausto Rossi fue ese estudiante que comenzó radiante el curso pero que ante la primera adversidad se vino abajo; Ryder Matos, Fede Vico, López Garai, Xisco Jiménez y Mike Havenaar son el tipo de alumnos que prometían y acaban decepcionando enormemente al profesor; los más veteranos como Carlos Caballero y López Silva no acaban de sentirse cómodos entre tanta novedad y juventud; los capitanes Abel Gómez y Luso Delgado no acaban de determinar su papel en el equipo, más el primero que el último; Aleksandar Pantic e Íñigo López se guardan bien las espaldas, y Deivid es a veces capaz de suplir sus conocimientos sin problemas; Adrián Gunino y Dani Pinillos sin duda deben aprender bien a filtrar información para que no se le cuelen conceptos erróneos; y por último Juan Carlos no acaba de asimilar conceptos, aunque no se desenvuelve del todo mal con el libro en las manos.

Pero no todo está perdido, nada está perdido de hecho, a partir de enero el Córdoba CF puede presentarse a recuperación, y a dar algunas clases extraordinarias para jugárselo todo en ‘septiembre’. Sin olvidarnos nunca de que hay otros métodos un poco menos ortodoxos de conseguir el objetivo.

Más vale chuleta en mano que recuperación en verano, más vale chuleta en mano que descenso en verano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.

*