Teletipo

El Himno de los Iracundos: La gota de tinta en….¿Vida nueva?

Los cambios en el Córdoba Club de Fútbol no esperaron al año nuevo para producirse. Tanto a nivel deportivo como institucional se movieron algunas fichas antes de despedir el 2016, pero la sensación actual es que todo sigue igual.

En el terreno deportivo, el ratificado Oltra fue destituido por su ratificador merced a la peor racha de juego y resultados que se recuerda en mucho tiempo por estos lares (obviando el desastroso paso por Primera, claro). La semana fantástica de la llegada de Carrión, con victoria copera ante el Málaga y liguera en Reus, fue una bocanada de aire fresco para una afición que empezaba a caer en la resignación, pero, una vez más, la cruda realidad ha vuelto a poner las cosas en su sitio.

El himno de los Iracundos: La gota de tinta en... Crisis| Foto: Miguel Angel García

El himno de los Iracundos: La gota de tinta en… ¿Vida nueva?| Foto: Miguel Angel García

La eliminación copera ante el Alcorcón y el nefasto comienzo de año en liga han hecho que las alarmas vuelvan a saltar en el seno blanquiverde, poniendo de manifiesto las carencias de una plantilla que, con un entrenador u otro, no parece estar capacitada para pelear por el ascenso. Desde la lesión de Deivid, la defensa es un coladero del que se aprovecha cualquier rival capaz de crear un mínimo de peligro. La incomparecencia de Caballero y Alfaro, llamados en principio a manejar el timón del equipo, ha provocado que el entrenador tenga que recurrir para esa tarea a jugadores jóvenes en momentos en los que la tensión del juego requiere más experiencia sobre el césped. Y todo ello mezclado con una desidia creciente en los jugadores (broncas de Cisma con la grada incluidas) que hace temer lo peor.

Por otro lado, el ámbito institucional también ha experimentado un cambio relevante, al menos sobre el papel. Alejandro González ha relevado a su padre como presidente de la entidad, que no como máximo accionista, con lo que el poder en la sombra sigue siendo para su progenitor. La marcada línea continuista de González junior viene cargada de pros y contras de cara a su mandato: que la solvencia del club siga siendo prioritaria es una buena noticia para el Córdoba, pero eso no debe impedir que se reconozcan los fallos en la planificación deportiva y se refuerce al equipo para solventarlos.

En fin, que con Oltra el equipo no jugaba a nada, y ahora con Carrión intenta jugar a lo que no sabe o no puede. Mientras tanto esperamos con ansia el debut de Javi Lara y de otros tres o cuatro que deberían llegar si no queremos pasarlo mal de aquí a final de temporada. Y, como diría Julio Iglesias, la vida sigue igual

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.

*