Teletipo

El CBM busca recuperar la sonrisa en la difícil cancha de Bordils

Tras cuatro derrotas consecutivas, los granates quieren revertir la situación para seguir en puestos de salvación

Justo un mes después al Cajasur CBM le toca nuevamente jugar como visitante. Lo hará en tierras gerundenses ante el Bordils en lo que supone el viaje más largo de la temporada y la visita a la que pasa por ser la pista más caliente de la categoría, donde aguarda toda una localidad entregada a un equipo local adiestrado por Pau Campos que, con cuatro victorias consecutivas, ha dejado su salvación casi a tiro de piedra. El duelo se jugará el sábado a partir de las 20:00 horas en el Pabellón Blanc y Verd de Bordils, con arbitraje de la pareja madrileña formada por Efrén Muñoz Díaz y Julio Posada González.

Choque de rachas diametralmente opuestas porque hace poco más de un mes las situaciones y el momento deportivo de ambos equipos eran completamente diferentes. Tras la disputa de la jornada 19ª, con victoria cordobesa en Zamora y derrota gerundense en Torrelavega, Cajasur sumaba 15 puntos y Bordils 13, situado en puestos de descenso. Tan sólo cinco semanas después, Bordils suma 21 puntos y Cajasur sigue instalado en los 15. Todo ello gracias a una racha catalana de cuatro victorias consecutivas, mientras que los de Escribano cuentan estos cuatro duelos por derrotas.

Ello ha provocado que este partido, que a priori iba a resultar fundamental en la lucha por la salvación para los dos equipos, no lo sea tanto para uno de ellos. Porque los de Pau Campos tienen un colchón de seis puntos sobre la zona de descenso, y eso es una especie de ansiolítico tranquilizador para ellos. Todo lo contrario en lo referente a las filas granates, ya que la victoria o el hecho de puntuar se antoja fundamental de cara a sus esperanzas de salvación, teniendo en cuenta que el Zarautz aprieta por abajo ya igualado a puntos con los cordobeses pero con el gol average ganado del lado granate, un aspecto que puede cobrar mucho valor vista como está la competición.

Sobre el importante y difícil partido que deberá afrontar su equipo en tierras gerundenses, Escribano apuntó que “a partir de ahora y hasta el final de temporada todos los partidos fuera de casa tenemos que verlos como una oportunidad de puntuar, sea cual sea el rival al que nos enfrentemos. Con respecto a la primera vuelta, fue a partir del partido ante el Bordils cuando empezamos a sumar puntos, así que tiene que ser desde ya cuando empecemos a reaccionar”.

Para lograr puntuar en una de las pistas más calientes de la DHP, el técnico granate se puso como espejo el duelo de la primera vuelta, “el equipo tiene que intentar hacer un partido muy similar al hecho en la primera vuelta aquí ante Bordils, fue el mejor que hemos hecho en ataque de largo en toda la temporada. Fuimos capaces de superarlos en el uno contra uno y además supimos darle mucha continuidad al juego”.

Momento dulce de forma atraviesa el cuadro de Pau Campos, algo también propiciado por atravesar una fase más benevolente del calendario. Escribano señaló sobre ello y lo que les viene a los catalanes que “tienen la desventaja entre comillas de tener a todos los rivales fuertes a final de temporada. Si no puntúan ahora, luego al final les viene Barcelona, Palma, Teucro, Zamora…etc. Creo, de hecho, que si conseguimos sumar allí, estarán peleando al final con los equipos que luchen por no descender”.

Jesús Escribano contará en Bordils con toda su plantilla disponible, a la que se une esta semana el último refuerzo, un Borja Chastang que vuelve a su club de formación para intentar ayudar al equipo en estas últimas siete jornadas a conseguir la permanencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.

*