Teletipo

Con su permiso: Semana Fantástica

Tercera Victoria consecutiva la cosechada el Sábado tarde en el Arcangel por un Córdoba C.F. que da la sensación sin duda que le ha cogido el aire a la competición  de la mejor manera posible, a través de buen fútbol.

Con su permiso: Semana Fantástica | Foto: Lorenzo Gaitan

Con su permiso: Semana Fantástica | Foto: Lorenzo Gaitan

Tras la victoria de hace 7 dias frente al Levante y la victoria en Santo Domingo ante el Alcorcón, visitaba el Estadio cordobesista el Nastic de Tarragona como farolillo rojo de la competición, posición engañosa si nos atenemos a lo visto sobre todo en los primeros 45 minutos donde el cuadro de Vicente Moreno maniato a la perfección al conjunto de Oltra y solo en una jugada a balón parado a la salida de un corner, Héctor Rodas cabeceaba un balón que quedaba franco al matador Rodri que a la media vuelta hacia el 1-0 en el tramo final del primer periodo.

De esta primera parte destacar principalmente aún muy dubitativo Héctor Rodas , hecho que supo leer muy bien el conjunto catalán que empezaba la presión sobre Bijimine para que fuese Rodas quien sacara o intentara sacar el balón desde atrás, lo que suponía casi siempre balonazos hacia arriba que eran interceptados por los hombres de Moreno.

El Nastic se sentía cómodo sobre la hierba y buscaban una y otra vez la espalda de Rodas o el uno contra uno, y casi siempre con resultado positivo ya que a mi modo de ver no pasa el central valenciano por su mejor momento, lento al corte y mal en la colocación , errores que le pudieron costar muy caros al cuadro blanquiverde si el colegiado hubiese estado más riguroso en una jugada donde Rodas derribaba a un contrario cuando este buscaba la portería de Pawel, y que hubiese supuesto la expulsión del central.

La segunda parte comenzó parecida a la primera, pero el segundo gol de Rodri a los 16 minutos de la  reanudación hizo bajar los brazos al equipo rojillo, que ya de hay al final del encuentro solo pudo resistir las acometidas de un Córdoba desatado sobre la puerta tarraconense y que gracias a las intervenciones del guardameta visitante no se llevo una derrota mas abultada de Córdoba.

Destacar un partido más la gran colocación y rapidez del joven Bijimine, que sin lugar a dudas esta ganándose el puesto de titular por méritos propios, en el centro del campo Caballero le da al equipo el dinamismo perfecto que este necesita respaldado magistralmente por un Luso que haciendo una labor sorda es imprescindible en este equipo, lo del tridente ofensivo merece mención aparte.

Juli, Alfaro y Rodri estaban y están llamados a la difícil papeleta de sustituir y hacer olvidar al tridente del año anterior (Fidel, Xisco y Florin) y a bien que lo están consiguiendo.

 Juli con su imponente derroche físico durante los 90 minutos a lo que hay que unir su incontestable calidad con el balón en los pies. Un jugador que además hace equipo arengando a sus compañeros en todo momento y contagiándolos de su enorme vitalidad dentro del campo.

 Alfaro, sin duda,  es el jugado de los tres que necesita un poco más de tiempo para ver su mejor versión ya que casi dos años en el dique seco es un hándicap que solo con minutos puede superar y que en este sentido José Luis Oltra esta teniendo la paciencia que este jugador requiere dándole minutos de juego para poder ver al mejor Alfaro, que sin duda de volver a su mejor versión serán muchas las tardes de alegrías que se llevará la parroquia blanquiverde.

Por último Rodri, un killer con un talento innato  a lo que hay que unirle un despliegue físico imponente y que empieza a ser el hombre gol que el Córdoba necesita. Un futbolista que ha pertenecido al Sevilla C.F.  y al F.C. Barcelona tiene que tener sin lugar a dudas calidad y Rodri la posee.

En definitiva gran partido el disputado por el Córdoba que lo alza a la 2ª posición de la tabla y donde con los dos exigentes partidos consecutivos fuera de casa (Zaragoza y Numancia) empezaremos a ver las posibilidades reales de este equipo que transmite hasta el momento, quitando el borrón de Huesca, magnificas sensaciones.

FRANCISCO PRIETO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.

*