Teletipo

Con su permiso: Buenas sensaciones

Echó a rodar el balón en el Arcángel en esta nueva temporada y las sensaciones que dio el equipo fueron buenas, bastante buenas, y más teniendo en cuenta la renovación casi completa del once inicial exceptuando la defensa que sigue siendo igual que la temporada pasada, con el único cambio pero resolutivo de Antoñito por Stankevicius.

Aficionados del Córdoba CF en las gradas del Arcangel

Con su permiso: Buenas Sensaciones

La primera y principal novedad del cuadro que dirige José Luis Oltra es sin duda pretender llevar la iniciativa en el juego y el control del balón. Al contrario del año pasado, este año el equipo basa su esquema en un juego más combinativo, dándole total protagonismo al balón y donde uno de los fichajes de esta temporada, Edu Ramos, se vislumbra pieza esencial para lo que pretende desempeñar el entrenador sobre el terreno de juego.

Ilusionante también se vislumbra el trío ofensivo debido a su excelente calidad técnica que poseen y donde Juli se convertirá en breve en el nuevo ídolo de la afición blanquiverde debido a su constancia en el trabajo y no menos calidad con el balón en los pies, junto a él, Alfaro y Rodri están llamados a ser los ejecutores en el área y por lo podido ver en este primer test de la temporada su compenetración y calidad darán más de una alegría a la grada.

Mención aparte merece la portería donde el nuevo cancerbero Pawel Kieszek transmite la seguridad de la que carecía la meta cordobesista en las últimas temporadas, el polaco se ve seguro por arriba y ágil por abajo así como decidido en sus salidas y sin duda salvará y dará puntos a lo largo de la temporada.

Ateniéndonos al partido que abría la temporada, el Córdoba C.F. salió sin duda a ser dueño del partido y a bien que lo consiguió encerrando al Tenerife en su parcela, también debido a las bajas significativas que el conjunto entrenado por Pep Martí tenía en su delantera y que aminoró significativamente las intenciones de este de contrarrestar las ofensivas del Córdoba. Así, mediada la primera parte, Alfaro remataba en boca de gol un saque de esquina botado por Juli y peinado hacia atrás para que solo tuviese que empujarla a la red.

En la segunda parte y a raíz del penalti errado por Alfaro el equipo de Oltra recuperó viejas costumbres de la temporada pasada y cedió la iniciativa al conjunto tinerfeño, reculándose atrás y viéndose acosado pero sin la intervención de Pawel excepto para rechazar un remate abajo angulado que sin duda hubiese significado el empate sino es por la certera intervención del polaco.

En resumen buena imagen de un Córdoba aún en construcción pero que transmite la seguridad defensiva que hizo gala durante gran parte de la temporada pasada a lo que hay que añadir la sensación de que este año intentará ser protagonista del juego por lo que será mucho más atractivo ver al Córdoba C.F.

FRANCISCO PRIETO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.

*